Especieros de Ikea

Hace tiempo que había visto en algún blog la utilización de estos especieros de Ikea como estantería para libros infantiles.

Son el modelo Bekvam (adoro los nombres suecos) y cuestan la módica cantidad de 2,99€, que en tiempos de crisis se agradece.

Los había visto tal cual, color abedul, pero pintados de blanco quedan mucho más bonitos, ¿a qué sí?


Anuncios

Briconsejo

Sigo con lo mío: tema lazos. Una vez puestos, casi siempre se arrugan. Cuando se vuelven a poner, da mucha pereza sacar la plancha y la tabla y toda la parafernalia que supone hace que la mayor parte de las veces sigan arrugados. Pues bien, ahí va una idea rápida, cómoda y sobre todo muy práctica: pasar los lazos por las planchas del pelo, no se queman, se tarda un segundo y quedan casi mejor que con la plancha de la ropa.

Percha para los lazos

Las madres que tenemos niñas pequeñas muchas veces no sabemos muy bien dónde colocar todos los lazos; si los metemos en cajas, se aplastan, si están sueltos, se pierden. Con dos ganchitos y un cordón se puede hacer una práctica percha. Necesitaremos:

– Un par de ganchos (con dibujitos infantiles quedan más bonitos)

– Una cuerda o cordón no demasiado gordo

– Pincitas pequeñas, como las de colgar la ropa (las hay en papelerías o, como siempre, en los chinos)

– Unos cuelgafácil (son unas puntas que aguantan hasta 14 kg de peso, se clavan con facilidad y apenas dejan agujero en la pared).

Como una imagen vale más que mil palabras, aquí van unas cuantas y así no hay ni que explicarlo.